47. La historia de Derrick Rose: del éxito a la depresión

Derrick Rose se lesionó de gravedad en el primer partido de los PlayOffs 2012

Una infancia durísima. Una carrera de luces y sombras.

Del éxito absoluto a la más profunda depresión en cuestión de meses.

Una historia digna de ser llevada al cine.

Hoy, la historia de Derrick Rose.

Escuchar en iVoox

Escuchar en iTunes

Escuchar en Spotify

Derrick Martell Rose, más conocido como Derrick Rose, nació el 4 de octubre de 1988 en Chicago, Illinois (Estados Unidos). Y fue criado por su madre, Brenda, y sus tres hermanos mayores (Dwayne, Reggie, Allan).

Nada se sabe de su padre, al que Derrick ni siquiera conoció. La familia Rose se cria en lo que, todavía hoy, es uno de los barrios más peligrosos de Estados Unidos (Englewood).

Allí, en Englewood, la seguridad brilla por su ausencia. Hablamos de un barrio que todavía TRIPLICA la criminalidad de Chicago, y que multiplica por DIEZ la criminalidad media de EEUU (y en aquellos tiempos era aún peor).

Aunque la población del barrio ha caído de forma drástica en los últimos años, aún viven unas 25.000 personas en los aproximadamente 8 km cuadrados de las calles de Englewood, Chicago.

En los años 60, casi 100.000 personas se amontonaban en este barrio. Lo que suponía una densidad de población de 12.500 personas por km² (aquí el detalle importante es que estamos hablando de casas unifamiliares, y no edificios).

Para que os hagáis una idea de la delincuencia. En un mes cualquiera por el barrio, la policía recibe 300 denuncias, entre las que se incluyen casi 100 casos de violencia y de 5 a 10 asesinatos. Por estas calles, es raro pasar 24 horas sin escuchar algún disparo.

Dwayne, Reggie y Allan, sus hermanos, que en conjunto sumaban 37 años más que Derrick Rose, se encargaron de ejercer de padres del chico, intentando evitar que se metiera en ninguna banda callejera cuando era joven.

D-Rose destaca en el baloncesto casi desde que empieza a jugar. En el instituto ya es toda una estrella a nivel nacional. Juega para Simeon y consigue dos títulos estatales seguidos.

De hecho, gracias al liderazgo de Derrick Rose, Simeon Career Academy se convierte en la primera escuela pública de Chicago que gana dos campeonatos estatales seguidos.

Aquí tengo que hacer un breve inciso para hablaros de Benji Wilson. Un adolescente que prometía ser toda una estrella de la NBA, hasta que fue trágicamente asesinado en 1984 cerca del instituto Simeon.

Benji Wilson murió con 17 años, y ya era toda una estrella en EEUU. Apuntaba a dar el salto a la NBA cuando tuviera la edad mínima. William Moore y Omar Dixon (ambos de 16 años) fueron condenados a 40 y 30 años de prisión (respectivamente) por su asesinato.

Pero no voy a hablar más aquí sobre Benji Wilson. Quién por cierto, fue nombrado mejor jugador de todos los Institutos de EEUU en el año de su muerte (“BEST IN THE NATION”).

Si queréis que haga un hilo sobre él, tendréis que darle mucho amor a este tweet.

Vuelvo a la historia. Quería hablaros de Benji antes porque Derrick Rose llevaba el número 25 en su honor. Ben llevó a Simeon a ganar su primer campeonato nacional en 1984 y en lugar de retirar el número, la escuela se lo cedía cada año al mejor jugador del equipo.

Hasta que lo llevó Rose.
Porque unos años más tarde, tras convertirse en el MVP más jóven de la historia de la NBA, Simeon retiró el número 25 para siempre:

“Rose ya le ha dado a Ben el homenaje que merecía”.

Pese a lo que aparentemente parece (hasta aquí) una historia de ensueño, Derrick Rose siempre se ha referido a su infancia como algo terrible:

“Solía llorar a escondidas por lo duro que era todo. Solo pensaba en ser lo bastante mayor para sacar a toda mi familia de allí”.

Al finalizar el instituto, y convertido en una estrella a nivel nacional, numerosas Universidades se interesan por Derrick Rose, pero finalmente fue la Universidad de Memphis la que disfrutó del codiciado base.

Ya en la NCAA, demostró definitivamente que iba a ser una estrella.
Los Memphis Tigers consiguieron la mejor temporada de su historia (38-2), y se clasificaron para las Finales de la NCAA.

Pero antes, Memphis ganó a UCLA en semifinales. Allí, por cierto, jugaba un tal Russell Westbrook.

Os dejo por aquí un resumen con lo mejor del duelo entre ambos.
Y llegó la Final, pero los Tigres de Memphis no pudieron culminar la histórica temporada con un título, y cayeron por 75-68 contra Kansas.

Este es el BoxScore de aquella Final.

Por cierto, Derrick Rose era conocido en su época universitaria por su adicción a las gominolas, y aunque finalmente quedó en una anécdota, fue duda hasta el último momento para jugar la Final…

¡POR UN ATRACÓN DE GOMINOLAS!

Chris Douglas-Roberts, quién por cierto era el máximo anotador de aquella Universidad de Memphis (¿os acordáis de él?, dijo:

“Nos pasamos todo el año diciéndole que dejara de comer tantos ositos, pero era incapaz… Nadie comía más ositos de golosina que él”

Y llegó su gran noche.

26 de junio de 2008.

Nueva York, Madison Square Garden.

WITH THE FIRST PICK IN THE 2008 DRAFT, THE CHICAGO BULLS SELECT….

DERRICK ROSE, FROM THE UNIVERSITY OF MEMPHIS 

¿No podría definirse algo así como la mejor noche de tu vida? Derrick Rose era elegido por el equipo de su ciudad natal en la primera posición del Draft de la mejor liga de baloncesto del mundo. Un sueño hecho realidad. Ese día nadie era más feliz que D-Rose.

En su año rookie, Derrick Rose firmó unos sensacionales 16.8 puntos y 6.3 asistencias, lo que le otorgo de forma casi unánime (112 de 120 votos posibles) el premio a Rookie del Año.

Rose se unía con este premio a Michael Jordan y Elton Brand, como los tres únicos jugadores que han ganado este premio con la camiseta de los Chicago Bulls en toda la historia.

Pero no es oro todo lo que reluce. En mayo de 2009 el ‘Memphis Commercial Appeal’ destapa que un base de la temporada 2007-08, que sólo había permanecido una campaña con los ‘Tigers’, había falsificado su prueba de acceso a la Universidad.

Todos señalaron a Derrick Rose.
Al parecer, el examen de acceso a la Universidad (SAT) habría sido realizado por una tercera persona, que actuó en nombre del propio Rose. Pero el caso es mucho más complejo de lo que parece…

La NCAA y el SAT sospechan que Rose no es quién realiza el examen de acceso desde un primer momento. Tanto es así, que avisan a Memphis, pero estos asumen el riesgo de contar con él durante la temporada 2007-08.
Tras investigar durante todo el año 2008 (sin la cooperación de Rose).
En agosto de 2009, la NCAA declara “no elegible CON CARÁCTER RETROACTIVO”, a D-Rose.
La decisión manchaba para siempre su expediente y el de Memphis.
Rose, había disputado la temporada 2007-08 como jugador “no elegible”, por lo que automáticamente se anulaban todas las marcas.

Adiós a las 38 victorias conseguidas por Memphis.

Adiós subcampeonato NCAA.

Tras la mancha veraniega (sin castigo “real” para Rose), llegaba a su segundo año en la Liga. Los números de Rose crecieron hasta los 20.8 pts, y además era elegido por primera vez para jugar el partido de las estrellas (All-Star).

El base se convertía con su participación en ese All-Star, en el 11º jugador más joven en disputarlo, y el 5º entre los jugadores en activo (este año Luka Doncic podría superarle).

Además, ese verano también forma parte del Team USA que gana la medalla de oro del Mundial de baloncesto Turquía 2010. Fue titular en los 9 encuentros que disputó la selección y fue el quinto máximo anotador del equipo.

Y la máquina ya estaba engrasada.

La temporada 2010-2011 meterá a Derrick Rose para siempre en los libros de historia.

25.0 puntos
7.7 asistencias
Bulls 62-20

Y el MVP más joven de la historia de la NBA (22 años y 5 meses).

Su temporada fue increíble… Una de las mejores que he visto nunca.
Era imposible no enamorarte de este jugador.

Además, Derrick Rose se convierte de esta forma, en el segundo jugador EN TODA LA HISTORIA DE LOS BULLS que consigue el MVP de la liga regular (el primero fue Michael Jordan, esto no debería ni matizarlo).

Derrick Rose, conocido por Pooh en su entorno familiar (apodo que le puso su abuela cuando era pequeño por su obsesión con los dulces, como Winnie the Pooh), tenía para él y su familia, toda la felicidad que siempre había deseado.

Esa temporada, solamente los Miami Heat de LeBron, Wade y Bosh, pueden acabar con el sueño del anillo (4-1 en las Finales de Conferencia).

Mientras tanto, y aprovechando la popularidad ascendente del flamante MVP, tres aficionados de Memphis vuelven a sacar el caso de la prueba de acceso a escena, y denuncian a Rose por “daños y perjuicios”. Esta vez los abogados logran frenar la demanda con un acuerdo de $100.000.

Vigente MVP, de nuevo el caso de Memphis cerrado… Todo parecía ir sobre ruedas de nuevo en la agitada vida de ese chaval del South Side de Chicago. Una vez cerrado el lockout que afectó a la NBA ese año, era el momento perfecto para hacer caja.

Y en menos de un mes Derrick Rose cierra acuerdos por valor de casi 300 millones de dólares (nuevo contrato con los Bulls a razón de 95 millones por 5 temporadas y con Adidas a cambio de 185 millones por 13 temporadas).

Nunca más volvería a ser pobre. Ni él, ni su familia.

Como os decía. Aquél año la NBA afrontó un lockout que redujo la temporada a 66 partidos, de los que Derrick Rose apenas disputa 39 por distintas molestias. Durante la RS, su nivel baja de forma considerable con respecto al año anterior.

Además, Rose llega a los PlayOffs en un pésimo estado de forma. Para que os hagáis una idea, durante los últimos 4 partidos de Regular Season, promedia 11.8 puntos y un horrible 32.7% de acierto, lanzando casi 14 tiros por partido.

Pese a las lesiones de su estrella, los Bulls vuelven a ser ese año el mejor equipo de la Conferencia Este (50-16), y ya con Rose de vuelta, son uno de los favoritos al anillo.

El año no es malo en lo personal para Derrick Rose, que tiene junto a su pareja de siempre (Mieka Reese) su primer hijo Derrick Rose Jr.

Primer partido de los PlayOffs del año 2012. Los Bulls tienen encarrilada la victoria ante Sixers, pues vencen por 87-99 a falta de 1:24 para el final del encuentro. La bola es para Derrick Rose…

14 segundos de posesión. Noah pone un bloqueo fuera de la zona de tres puntos, Rose sale disparado hacia la zona en busca de la penetración. Da el primer paso sobre la línea de personal, y luego cae sobre los dos pies…

Rose hace un extraño pase para Boozer. 8 segundos de posesión. Boozer abre al triple para Korver. Tiene espacio para tirar y allá va el triple…. ¡No! ¡Se Sale! Rebote para Sixers…

¡Pero atención! Tenemos un primer plano de Derrick Rose en el suelo, parece que se ha hecho daño en la rodilla.

Quién podía imaginar en ese momento, que en una jugada tan tonta como esta, en un partido ya decidido, empezaría un calvario tan grande. Derrick Rose acababa de fracturarse el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda.

Horas después se confirmarían los peores augurios, entre 8 y 12 meses de recuperación para el base de Bulls. El golpe psicológico fue tan grande para sus compañeros, que los Bulls perdiendo 4 de los siguientes 5 partidos, y cayeron eliminados en 1ª ronda ante Sixers (8º Conf).

Si la recuperación iba bien, Rose debía volver a las pistas tras el All-Star de la temporada siguiente. Pero la noticia no llegaba, Los meses pasaban y Rose, pese a tener oficialmente el alta médica, decía no estar “mentalmente preparado” para volver a las pistas.

Momento de buitres. Matthew Thompson (25 años), denunció entonces a Rose por comportamiento negligente (por no jugar pese a tener el alta médica). Según este aficionado, la baja de Rose era el principal motivo de su obesidad, por la depresión que le causaba la ausencia del base.

Y el caso es que, aunque se especuló durante todo el año con su regreso en PlayOffs, D-Rose nunca debutó esa temporada. Rose volvió por fin a jugar el 29 de octubre de 2013 (un año y medio después), en un partido en el que anotó únicamente 12 puntos (4/15 FG).

Y como no podía ser de otra forma. Una de cal y una de arena para la siempre complicada vida de D-Rose. Mientras por fin volvía a jugar al baloncesto, su novia de toda la vida y madre de su único hijo, anunciaba la ruptura de ambos por Instagram.

Pese a su ansiado retorno, la alegría no duró demasiado para los aficionados de los Chicago Bulls… Tras haber disputado apenas 10 partidos, Derrick Rose volvió a lesionarse la rodilla.

Lo peor de todo es que esta nueva lesión de rodilla no tenía nada que ver con la lesión anterior. En este caso afectó al menisco de su rodilla derecha (la “buena”, la rodilla que no se había lesionado en 2011). D-Rose volvía así a decir adiós a una temporada antes de tiempo.

Durante todos estos años, Rose se sume en una profunda depresión. Pese a tener apenas 25 años, solamente ha conseguido disputar 50 partidos en las 3 últimas temporadas. Su fenómeno mediático se diluye.

Visto en perspectiva, el dato es tremendo. Tom Thibodeau había entrenado ya 293 partidos a los Bulls, y solo pudo contar con su MVP Derrick Rose en 130 (44%).

Pese a todo, sigue siendo una estrella y los americanos tratan de mantener su status, participando y ganando el Mundial de España 2014 (segundo oro con la selección). Curiosamente, Rose juega durante la temporada 2013-14, más partidos con el Team USA que con los Chicago Bulls.

En la temporada 2014-15, consigue jugar 51 partidos. Pero ha perdido parte del físico que le caracterizaba, y es incapaz de jugar durante dos meses seguidos sin perderse algún partido por lesión.

Durante el verano de 2015, Derrick Rose es acusado por su expareja de violación. La denunciante pedía una indemnización de 21 millones de dólares a su exnovio.

Declaraciones de Derrick Rose durante el juicio:

“Yo asumí que todos estábamos allí porque queríamos, y que ella quiso mantener relaciones sexuales con todos nosotros. Estaba despierta y consciente cuando tuvimos sexo”

La mujer, por su parte afirmaba que los tres hombres entraron en su apartamento y tuvieron relaciones sexuales con ella cuando se desmayó, después de beber tequila previamente en la casa de Derrick Rose.

Durante el juicio, los abogados de Rose presentaron una queja formal por la composición del jurado, pues 15 de los 27 miembros eran hispanos (como la denunciante) y solo 2 de raza negra (como los acusados).

Finalmente, Rose y sus dos amigos fueron absueltos por falta de pruebas.
La detective encargada de la investigación Nadine Hernández, fue hallada muerta en su casa. Según la policía que investigó su muerte, todo apuntaba a un suicidio. Sin embargo, no faltaron teorías conspiratorias que relacionaban su muerte con la investigación del caso D-Rose.

En el verano de 2016, mientras se celebraba el juicio, Derrick Rose y su contratazo (le quedaban 21.3 millones de dólares por 1 temporada), fueron traspasados a los New York Knicks. De esta forma, abandonaba Chicago por primera vez en su carrera.

Las cosas van bien en los Knicks. La afición le quiere y es una pieza importante del equipo durante los primeros meses de competición. Consigue sus mejores números desde la primera lesión de rodilla pero entonces…

En enero, debido a una crisis emocional, sienta la imperiosa necesidad de estar con su familia y coge un avión a Chicago sin permiso de nadie. Las formas no fueron las mejores. Durante algunas horas, nadie sabe nada de él. Y no aparece en el MSG para el partido ante Pelicans.

Más allá de un escueto “Rose está bien” de Joakim Noah, nadie en el Knicks hace declaraciones sobre el tema. Ni siquiera su entrenador Jeff Hornacek, que hora y media antes del partido había anunciado que Rose jugaría (por tanto no sabía tampoco nada).

Al día siguiente, Derrick Rose apareció en el entrenamiento del equipo. Se disculpó con sus compañeros y con el cuerpo técnico. Dio las explicaciones que creyó oportunas, tanto internamente como a la prensa.

“Nunca me había sentido así. Necesitaba estar con mi familia y decidí dar explicaciones después. No respondí al teléfono a nadie, necesitaba espacio”

Y aunque de puertas para afuera (más allá de una multa), los Knicks se mostraban comprensivos con el comportamiento de Rose. Todo el episodio fue una muestra de la terrible depresión que el jugador sufría, y el principio del fin en su relación con el equipo de la Gran Manzana.

Poco antes de terminar la temporada, Rose volvió a lesionarse del menisco, esta vez de la rodilla izquierda (sí, el pobre se lesionaba cada vez una rodilla). Por si había alguna duda, esta fue la gota definitiva para que los Knicks no le renovaran.

Derrick Rose se convirtió entonces en Agente Libre, y podría elegir donde jugar los próximos años por primera vez en su carrera. Y eligió a LeBron James y sus Cleveland Cavaliers.

El hype en las Redes Sociales estaba disparado…

Pero la burbuja explotó pronto esta vez. La primera lesión llega tras jugar solamente dos partidos, esta vez los tobillos. Y tras ella, apenas juega 5 partidos y vuelve a resentirse.

Llegan entonces los peores meses de su vida…

El final de 2017 y el comienzo de 2018 se convierte en un auténtico infierno para Derrick Rose. Las nuevas lesiones, ya ni siquiera afectan a su rodilla, lo que le hacen plantearse por primera vez de forma seria su retirada.

Derrick es un hombre muy religioso. Y se dice que su fe le ha ayudado a seguir jugando pese a su complicada carrera. Lleva un tatuaje en el brazo que dice: “Sólo Dios puede juzgarme”

Con LeBron James y Tyronn Lue como sus mayores apoyos, Derrick Rose decide volver a entrenarse y comenzar su recuperación tras más de dos semanas de ausencia.

De nuevo, por segunda vez en solo un año, decide disculparse con todos sus compañeros por su “injustificada ausencia”, pese a que todos coincidían (entendiendo su calvario) en que no necesitaba hacerlo.

La situación es reincidente. Rose se comporta de forma poco profesional, pero todos le apoyan. Este comportamiento a su alrededor será clave durante toda su carrera. Es un jugador muy querido (y consentido) por todos.

Pero apenas unos partidos después de su vuelta a las pistas. Los Cavaliers se desintegran.

¿Os acordáis? En cuestión de horas son traspasados Rose, Isaiah, Wade, Crowder o Shumpert. LeBron tiene un equipo nuevo.

D-Rose acaba en los Utah Jazz, pero solo de forma testimonial, ya que estos le cortan nada más llegar. El base, que vuelve a ser agente libre, vuela a los brazos de Tom Thibodeau y firma con los Minnesota Timberwolves

Y sabéis que cuando llego al presente en un hilo donde hago un repaso tan extenso del pasado… no me gusta prodigarme mucho. ¿Pero como no hablar del nuevo Rose?

En los Timberwolves ha vuelto a ser feliz. Ha vuelto a disfrutar del baloncesto. Y vuelve a hacernos disfrutar a todos. Esta temporada consiguió la máxima anotación de su carrera (50 puntos).

Además recibe tras esta actuación, según Rose, por primera vez en su carrera, la felicitación de Thibodeau:

“Es un hombre muy duro, no me felicitó ni cuando fui MVP”.

Y también nos ha dejado este momentazo.

Esta sonrisa.

Mientras lanzaba tiros libres en Chicago al grito de “MVP, MVP”.
“Tengo dinero de sobras, no juego por dinero. La mayoría de jugadores en mi situación se habrían retirado, pero yo amo el baloncesto”

Y yo qué queréis que os diga, este Derrick Rose me hace feliz.

 
 

Hablando de NBA es un Podcast que nace en 2017 centrado en la NBA. Programas generalmente breves conducidos por Javier Mendoza, que tratarán sobre baloncesto (y especialmente sobre la NBA): actualidad, debates, opinión, críticas, entrevistas…

Si te gusta lo que escuchas/lees, la mejor opción para no perderte nunca un nuevo Podcast es suscribirte. Me puedes encontrar en la mayoría de plataformas de Podcast (unos minutos antes en iVoox) y en el Twitter oficial del programa @HablandoDNBA o en mi Twitter personal @JaviMendozaNBA.

Por supuesto, te estaré muy agradecido si le das a Me Gusta en iVoox o me dejas una Review en iTunes.

Deja un comentario